Apadana en Persépolis es uno de los palacios más famosos de la historia de la arquitectura iraní, especialmente antes del Islam. El palacio, ubicado en el lado occidental de la antigua ciudad de Persépolis, fue construido por orden de Darío el Grande para ser utilizado como el palacio de Bar-am, del gran rey aqueménida. Pero la construcción tardó casi treinta años y se completó después del reinado de Darío el Grande, durante el reinado de Jerjes.

 

¿Qué Tipo de Lugar es Apadana?

Apadana se ha construido al sur de la Puerta de Todas las Naciones y al norte del palacio dedicado de Darío, Tachar, por encima de una plataforma. Este palacio se sitúa en una superficie más alta que la Puerta de Todas las Naciones, el Palacio Sad-Sotun (significa 100 columnas) y el Palacio Shora y tiene unos tres metros de altura con su patio.

Consta de una sala central y tres pórticos en los lados norte, oeste y este y tiene dos escaleras en los lados norte y este. También hay cuatro torres en los cuatro lados del salón central y una serie da cuartos de guardia en lado sur, para proteger la vida del rey durante Bar-am. Lo más probable es que el trono del monarca aqueménida estuviera en el lado sur de la sala, detrás de la cual había el cuarto de guardia.

El patio del palacio Apadana tiene la forma de la letra L, que en realidad son dos rectángulos, teniendo un ángulo perpendicular entre sí. La parte oriental del patio es de 167×34 metros y la parte norte, de 152×50 metros.

 

Salón Central

La sala central de Apadana es un espacio cuadrado con una longitud de aproximadamente 6 metros a cada lado. Se han construido seis filas de columnas en cada lado, que forman un total de 36 columnas.

Las paredes de la sala central tenían 32/5 metros de ancho, hechas de arcilla cruda, con mortero de barro y cal. Las paredes estaban cubiertas con una capa de barro y yeso y luego decoradas con una capa de yeso verde y gris.

 

Los Iwáns de Apadana

Cada Iwán (Pórtico) es un espacio rectangular que está cerrado por tres lados y un lado se abre a las escaleras o a un espacio abierto. A lo largo de estos pórticos, había seis hileras de columnas que eran exactamente paralelas a los pilares de la sala central, y en el ancho de los pórticos había dos hileras de columnas. Los pórticos del norte y el este de la Apadana tienen una escalera con relieves en sus paredes.

Columnas de Apadana

Apadana de Persépolis tenía un total de 72 columnas, de las cuales solo quedan 14 , a pesar del daño extenso. Hasta el siglo XVII, el número de columnas supervivientes era de aproximadamente 20, que a lo largo del tiempo se han reducido a 13 columnas. Pero en el siglo XX, con la restauración de uno de los pilares caídos, hoy se encuentra 14.

Las columnas de Apadana consisten en tres secciones basales, de tallo y capitel y tienen unos 20 metros de altura.

El techo del edificio también estaba hecho de arcilla, que estaba dispuesto sobre pilares de la madera del árbol cedrus o ciprés. Las columnas de piedra de Apadana soportan el peso de estos pilares y el techo montado sobre ellos.

 

Puertas del Salón

La sala central tenía tres puertas de dos pies, con 15 metros de altura, dentro de las cuales habían probablemente incrustado dos puertas más pequeñas para desplazamiento ordinario de los asistentes de guardia y servicio. Las bisagras de las grandes puertas todavía se ven como hoyos a ambos lados de las entradas.

Las puertas de Apadana estaban hechas de la madera del árbol cedrus o ciprés, cubiertas de oro y atadas con clavos a las puertas de madera. Estas puertas probablemente estaban decoradas con dibujos similares a otros grabados de Persépolis, incluidas las vacas aladas.

Durante Bar-am, abrían las puertas grandes y después de que cada huésped se colocaba en su asiento, cerraban las puertas por seguridad y formalización.

 

Planchas Doradas y de Plato

Después de las excavaciones en varias etapas, en el palacio, se encontraron dos cajas de piedra, cada una con un par de planchas de oro y plato y varias monedas aqueménidas.

Estas planchas eran reminiscencias de Darío el Grande en tres idiomas persa antiguo, acadio y elamita, nombrando a su familia y reino.

 

Texto de Inscripciones en Planchas

Darío, el gran rey, el rey de los reyes, el rey de las tierras persas, el hijo de Histaspes aqueménida, dice: Este es el país que he dominado, desde los pueblos escitas más allá de la tierra Sogdiana hasta Abisinia, desde La India hasta Ludia, que me lo ha regalado Ahura Mazda, Dios de todos los Dioses. Que nos guarde a mí y esta familia real.

 

Los Relieves de Apadana

Los dibujos y pinturas de Apadana tienen una reputación mundial y se consideran símbolos y reliquias de Persépolis y el arte aqueménida. Estos dibujos son una manifestación de los siglos IV y V a. C. que ilustran la visión aqueménida del Rey y sus ancianos, el gobierno, el ejército y las creencias religiosas y rituales.

Los relieves de Apadana se encuentran en Iwán del norte y este y con vistas al patio del palacio. El tema de los dibujos se puede dividir en cuatro categorías:

  • Soldados y guardias
  • Sirvientes del rey
  • Cortesanos y ancianos persas y medos
  • Donantes

Leave a Reply