A unos 2 km de la ciudad de Mahan y cerca de la ciudad de Kerman en el sureste de Irán, y ladera de la montaña Tigran, hay un jardín histórico y pintoresco llamado “Shazde” o príncipe. El Jardín del Príncipe, construido a finales del período Kayar e inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2011 junto con otros ocho jardines iraníes, atrae a muchos turistas de todo el mundo cada año.

El Jardín del Príncipe se ha construido en un terreno con una superficie de unas 5,5 hectáreas, 407 metros de largo y 122 metros de ancho. Este jardín consiste de dos complejos este y oeste, el pabellón y su portada tienen una hermosa arquitectura y elegancia, y sus fuentes que se ubican a lo largo del jardín se encuentran entre las fuentes más hermosas de los jardines iraníes que funcionan en base a la fuerza de la diferencia de altura.

Historia

La ubicación en la carretera Kerman-Bam y en la antigua Ruta de la Seda es uno de los factores que ha hecho que este lugar sea adecuado para la construcción de un jardín aristocrático.

Inicialmente, este jardín fue construido en 1850 por orden de Mohammad Hassan Khan Sardar Irvani, el entonces gobernante de Kerman. Su pabellón fue construido en 1870 durante el gobierno de 11 años de Abdul Hamid Mirza Nasser al-Dawla, el próximo gobernante de Kerman.

Arquitectura

Este jardín es un ejemplo de jardín plano persa y tiene forma rectangular. Los edificios del jardín también se dividen en tres categorías: el edificio de portada que se encuentra en la entrada, el edificio principal ubicado al final del jardín y otros edificios de servicios que se han construido cerca del muro principal y fuera de él.

En la entrada del jardín, el edificio de la portada está construido en dos plantas, y la planta superior tiene salas para recibir invitados. El pabellón principal, que es la residencia del propietario, está construido al final del jardín.

La portada del Jardín de Shazde está diseñada para que cuando el visitante se coloca debajo del arco, pueda ver inmediatamente la hermosa vista del jardín, el pabellón principal, las piscinas y las fuentes. De hecho, el espectador no necesita tener conocimientos de arquitectura para comprender el arte del arquitecto del jardín príncipe. Porque el equilibrio, la elegancia y la armonía entre los elementos naturales con las mansiones del jardín, muestra bien a primera vista, el arte de los maestros de Kerman y Mahan de la era Kayar.

Elementos Naturales del Jardín

En el jardín del príncipe se pueden ver desde coníferas como pinos, cipreses, sicomoros y álamos hasta frutales. La hermosa atmósfera del Jardín del Príncipe bajo la sombra de los árboles atrae a todos los visitantes. Todo el espacio del jardín, teniendo en cuenta la posición atmosférica creada y las fuentes del jardín, es la continuación del espacio montañoso circundante.

Baback Khademi

Baback Khademi

Webmaster & Web Developer for Inbound Tours

Leave a Reply