Anahita es la Diosa más importante en la cultura iraní preislámica. El templo de esta Diosa se llama Anahita-bishapur, que es uno de los monumentos de tipo “Ciudadela Real” de la antigua ciudad de Bishapur. Junto con otras obras en la provincia de Fars, la antigua ciudad de Bishapur ha sido incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO como “Paisaje Arqueológico Sasánida de Persia”.

Pero antes de ocuparse de la estructura de este lugar, primeramente, damos una presentación de Diosa Anahita, luego explicamos la estructura del templo de Anahita-bishapur y finalmente hablamos de su función. Quédate con nosotros

Diosa Anahita

Diosa Anahita que muchos la conocen a ella, por error, como una ninfa, es la Diosa más importante en la cultura iraní preislámica. Su nombre en el libro de Avesta es “Aredvi” y su atributo es “Sura Anahita”. Aredvi significa “humedad” y “sura” significa “poderosa” y “anahita” significa “pura y prístina”.

Avesta es la fuente más importante para conocer a Anahita en la cultura iraní. En este libro sagrado, se le reconoce como la fuente pura y lúcida de las aguas fluyentes. Ella es quien purifica las aguas y en Avesta se describe hermosamente y muy brillante.

Su nombre se menciona, junto con Ahura Mazda y Mitra (Dios del Sol) en la inscripción de Artajerjes I aqueménide, lo que indica su importancia en ese momento.

Estructura del templo de Anahita

El Templo de Anahita-bishapur es un edificio cuadrado en el lado norte del Templo de Fuego de Bishapur. El templo fue construido a una profundidad de 6 metros de la tierra y cada lado del cuadrado es de 14 metros. Una escalera de piedra conduce el edificio a un corredor que llega al templo de fuego.

Los materiales utilizados en este edificio son la piedra guijarro en las paredes y las losas cortadas en la fachada del edificio, que están unidas por abrazaderas de la cola de pato. Algunos creen que el patio central también estaba protegido por una viga de madera en el techo.

 

Flujo de agua en el templo

El río Shapuri está a unos 250 metros del templo. Probablemente en aquel tiempo, había un afluente del río en el área del templo y a través de una escorrentía y tres canales de piedra, el agua fluía hacia el patio.

 

Gonbaz-Gavsar

En los primeros documentos de la era islámica se ha comentado que en Bishapur había dos templos de fuego: shir-Jashin y Gonbaz-Gavsar. Los investigadores y arqueólogos han coincidido Shir-Jashin con el gran templo de Bishapur y Gonbaz-Gavsar con el templo de Anahita.

Por otro lado, la evidencia disponible muestra que este lugar definitivamente no era un templo de fuego. Pero las citas de los escritores del período islámico, que lo reconocieron como un templo de fuego, afirma la importancia religiosa y ritual de este lugar.

Leave a Reply